En una tarde encantadora, el icónico recinto modernista de «Les Llums de Sant Pau» se iluminó no solo con la espectacularidad de su arquitectura, sino también con la magia de la Navidad.

El recinto histórico se convirtió en el escenario de un espectáculo luminoso único que dejó boquiabiertos a todo el equipo de la Fundación No Somos Invisibles. Las luces, cuidadosamente sincronizadas con la música, crearon una atmósfera mágica que resaltó la belleza arquitectónica de «Les Llums de Sant Pau».

Desde la Fundación No Somos Invisibles, seguimos trabajando por la inclusión social de nuestros compañeros y compañeras con parálisis cerebral a través del proyecto CERCLE: Itinerario de desarrollo personal a través del autoconocimiento, que está dirigido a personas con parálisis cerebral y otras discapacidades físicas severas, y a través de una serie de actividades que alcanzan diferentes aspectos de la persona: físico, emocional, intelectual, espiritual, cultural y artístico, realizaremos salidas culturales, con el objetivo de ser partícipes y descubrir nuevos espacios de interacción y de inspiración.

«Les Llums de Sant Pau» se convirtió así en un lugar donde la belleza arquitectónica se fusionó con la nobleza de un propósito social, creando una experiencia única para todos los presentes. La magia de la luz se combinó con la magia de la solidaridad, dejando una huella imborrable en la memoria de quienes asistieron a esta tarde llena de luz en uno de los lugares más emblemáticos de Barcelona.