La Fundación No Somos Invisibles es un proyecto de Inserción social y laboral,  que trabaja  con personas con parálisis cerebral y otras discapacidades físicas severas.

En la actualidad atendemos de manera totalmente personalizada a 22 personas con Pc/Dfs, con el objetivo de empoderarlos y darles las herramientas para que puedan desarrollar una actividad profesional de calidad.

Además, acercándolos a la comunidad, la enriquecemos con su diversidad y con su mirada única.

Colaborar con nosotros tiene beneficios fiscales y si eres una empresa puedes convertir el programa en una buena herramienta para la RSE , para el cumplimiento de la LGD y para mejorar el ambiente laboral.

¿Qué es la Ley General de Discapacidad (LGD)?

El 7 abril de 1982 se aprobó la Ley de Integración Social de los Minusválidos (LISMI), una normativa que supondría un punto de inflexión y detonante de un cambio de mentalidad en materia de integración laboral para las personas con discapacidad.

En 2014, con el fin de actualizar la legislación, se aprobó la Ley General de los Derechos de las Personas con Discapacidad y su Inclusión Social también conocida como Ley General de Discapacidad o LGD.

Como consecuencia del incumplimiento continuado de la ley por parte de las empresas, se promueve el Real Decreto 27/2000 que establece una serie de medidas alternativas con carácter excepcional para que aquellas empresas que justifican la imposibilidad de contratar personas con discapacidad puedan cumplir la ley.

Cuota de reserva del 2% según el Art.42.1 de la LGD

La Ley General de los derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social (LGD), en su artículo 42.1, aquellas empresas públicas y privadas que emplean a 50 o más trabajadores (cómputo total de empleados) están obligadas a que, al menos, el 2% de éstos tengan el certificado de discapacidad (porcentaje de discapacidad igual o superior al 33%).

¿Quieres conocer cómo cumplir con la LGD?

Contratando en plantilla personal con un porcentaje de discapacidad igual o superior al 33 %.

-Adoptando medidas de excepcionalidad y medidas alternativas.

La excepcionalidad y medidas alternativas son un mecanismo que propone la LGD para facilitar a las empresas el cumplimiento de la ley mediante vías diferentes a la contratación directa cuando la empresa justifica imposibilidad para incorporar trabajadores con discapacidad.

Motivos de excepcionalidad:

  • Presentación de ofertas. Imposibilidad de los servicios públicos de empleo competentes o de las agencias de colocación para cubrir la oferta de empleo presentada por la empresa con una persona con discapacidad.
  • Alegación de causas. Cuando existan, y así lo acredite la empresa, causas de carácter productivo, organizativo, técnico o económico que motiven la especial dificultad para incorporar trabajadores con discapacidad a la plantilla de la empresa.

Medidas alternativas:

– Contrato mercantil o civil con un centro especial de empleo (CEE), o con un trabajador autónomo con discapacidad, para el suministro de materias primas, maquinaria, bienes de equipo o cualquier otro tipo de bienes necesarios para el normal desarrollo de la actividad de la empresa que opta por esta medida.

– Donación o patrocinio. Realización de donaciones y de acciones de patrocinio (siempre monetarias) a entidades sin ánimo de lucro cuyo fin sea la formación profesional, la inserción laboral o la creación de empleo en favor de las personas con discapacidad.

¿Qué ofrecemos desde la Fundación No Somos Invisibles?

– La donación como Medida Alternativa a la LGD (Ley General de la Discapacidad).

La Ley General de los derechos de las personas Discapacidad establece que las empresas de más de 50 trabajadores deben incorporar un porcentaje de empleados con discapacidad no inferior al 2%. Sin embargo, las compañías que encuentren importantes obstáculos para abordar la contratación directa, pueden solicitar un certificado de excepcionalidad y cumplir con la ley a través de las llamadas Medidas alternativas.

Tramitación del expediente de excepcionalidad- Fundación Privada Prevent.

Fundación Prevent es una entidad, privada e independiente,  sin ánimo de lucro,  que trabaja para facilitar una inclusión laboral que beneficie  las personas con discapacidad, a las empresas y al conjunto de la sociedad, partiendo de la convicción que con la inclusión laboral ganamos todos.

Posee  una  amplia visión de la realidad de las personas con discapacidad y  del mundo empresarial, así como un profundo conocimiento de la Ley General de Discapacidad que la convierte en el partner ideal para acompañar a las empresas en su proceso de tramitación de las medidas alternativas.

Como proveedor operativo de servicios, Fundación Prevent garantiza la seguridad jurídica del cumplimiento de la LGD, con la gestión y tramitación de la documentación administrativa legal correspondiente.

Este servicio incluye:

  • Análisis inicial de la situación de la empresa.
  • Confección y soporte en la solicitud de medidas.
  • Seguimiento estado de las medidas.
  • Confección de memorias.
  • Evaluación del proceso.
Ventajas de realizar donaciones a nuestra Fundación

CAMBIO CULTURAL: En la gran mayoría de los casos, las empresas no pueden cumplir con la cuota del 2% de forma directa, fundamentalmente por la existencia de prejuicios, estereotipos o reticencias en la cultura organizacional, que frenan la contratación de personas con discapacidad y/o impiden que sea sostenible en el tiempo. Para reconducir la situación, es fundamental trabajar de forma personalizada con cada compañía, a través de la donación, elaborando un plan de trabajo específico que identifique todas las posibilidades de incorporación de personas con discapacidad a sus equipos mediante las formaciones sobre valores que ofrecemos desde la Fundación.

REFUERZO DIVERSIDAD &INCLUSIÓN: La Diversidad e Inclusión se ha convertido en el epicentro de  las estrategias de negocio, más allá de la RSC, por su importancia estratégica para la sostenibilidad de la compañía y su apertura a nuevos mercados, entre otros. En este sentido, el desarrollo de acciones para la incorporación de personas con discapacidad, a través de la donación, y su posterior contratación de formaciones específicas, impactan directamente en la empresa, consiguiendo un inserción real del colectivo con el que trabajamos.

IMPACTO REPUTACIONAL EXTERNO E INTERNO.  A todas las personas nos gusta trabajar en un lugar que se preocupe por las personas de su entorno. Si nuestra empresa está comprometida con la Diversidad en general y con la incorporación de personas con discapacidad en particular, se incrementa de forma directa la satisfacción y el orgullo de pertenencia de los empleados, que se convierten en los mejores embajadores de la marca, proyectando una imagen favorable de la compañía hacia el exterior.

En este sentido, las acciones que se llevan a cabo a través de la donación, contribuyen de forma decisiva a reforzar la imagen de la empresa como un lugar ideal para trabajar , potenciando, asimismo, la conexión con el proyecto de los empleados y fortaleciendo la apertura al talento.

Solicita más información

12 + 3 =