CERCLE es un programa de desarrollo personal para personas con parálisis cerebral y discapacidades físicas severas. Los martes, se exploran temas de interés a través de actividades diseñadas para fomentar el autoconocimiento y el pensamiento crítico. Se incluyen presentaciones de expertos y tertulias para discutir y reflexionar sobre diversos temas.

Durante el mes de febrero hemos trabajado la temática de la igualdad de género. Después de recibir la explicación Lidia Hernández, experta en la materia y de reflexionar y debatir entre nosotros hemos sacado estas conclusiones:

El movimiento feminista busca la plena igualdad entre hombre y mujer y busca romper con las estructuras sociales, las políticas y los roles establecidos por el hecho de ser hombre o de ser mujer. Su objetivo es romper esta visión binaria y contemplar también otros los colectivos LGTBIQA+.

Queramos o no aún vivimos en una sociedad patriarcal, donde, aunque existe una igualdad formal, no existe una igualdad real y normalmente el hombre tiene más protagonismo social, más acceso a la cultura, a trabajos, a beneficios, etc. que la mujer. Durante mucho tiempo y aún hoy en día la mujer ha sido considerada el sexo débil, su labor desde niñas ha sido la cuidar la familia y el hogar, sin ninguna proyección social, ni económica y esta diferencia en el trato y en la educación, aunque ha cambiado mucho todavía se da.

El feminismo lucha contra el machismo, pero no pretende que las mujeres predominen sobre los hombres, sino que busca lograr una igualdad real entre hombres y mujeres, tanto en derechos y en obligaciones sociales, como laboralmente, y también en compartir el cuidado de la casa y familia para que éste no recaiga solo en la mujer, sobre todo, desde la incorporación en el mundo laboral de la mujer.

También nos sorprendió el hecho de que la medicina se haya centrado más en los síntomas del hombre, y no en los de la mujer, ni en su singularidad…

Otro tema que se trató es la división sexual del trabajo, hay trabajos feminizados, pensados  para mujeres como: profesoras, enfermeras, secretarias, limpiadoras… son trabajos con menor reconocimiento social y peor remunerados y todavía existen dificultades para la incorporación de las mujeres a trabajos masculinizados: futbolistas, camioneras, policías o  bomberos, incluso las creadoras y jugadoras de videojuegos aún son una minoría en comparación al número de hombres.

Es importante tomar consciencia y reivindicar para cambiar esta situación de desigualdad, y lograr realmente la igualdad entre hombre y mujer, pues anclarse en costumbres del pasado nos impide avanzar.

El machismo puede llegar hasta el maltrato y la violencia de genero dentro de una relación sentimental, o violencia machista cuando no exista ninguna relación de pareja.

También para acabar con esta desigualdad es importante usar un lenguaje más inclusivo, usar más palabras neutras y referirnos a LAS PERSONAS, sin discriminar a nadie.