La Fundación No Somos Invisibles, dedicada a trabajar con personas con parálisis cerebral, tuvo una experiencia única en CaixaForum al sumergirse en la música sinfónica a través de una innovadora actividad inmersiva centrada en «El Bolero» de Maurice Ravel.

En esta emocionante experiencia, los miembros de la fundación se encontraron en una posición privilegiada, ubicados en medio de una orquesta sinfónica mientras se interpretaba la icónica pieza de Ravel. Gracias a la tecnología de realidad virtual, pudieron no solo escuchar el sonido de los instrumentos, sino también sentir la vibración y la magia que surge cuando todos los instrumentos se unen en armonía. Desde dentro de la orquesta, experimentaron el bautizo del ritmo, la respiración de los músicos y la emoción transmitida por el gesto del director.

La actividad tuvo como objetivo principal permitir a los participantes valorar y disfrutar de la música sinfónica a través de una experiencia inmersiva única. Además, les brindó la oportunidad de familiarizarse con las diferentes familias de instrumentos presentes en una orquesta sinfónica y comprender la música como una fuente de conocimiento social y cultural.

Esta visita a CaixaForum representó más que una simple actividad recreativa; fue una oportunidad transformadora para los miembros de la Fundación No Somos Invisibles, permitiéndoles explorar nuevos horizontes y disfrutar de la belleza de la música sinfónica en toda su plenitud.